Los suelos de madera precisan de un protocolo de mantenimiento para que luzcan como el primer día.

En Tarimas del Mundo te explicamos cómo mantener un suelo de madera en óptimas condiciones y qué errores debes evitar.

 

 

Errores a evitar en el mantenimiento del suelo de madera

  • Uso de productos abrasivos que pueden dañar el suelo, como limpiadores con una formulación no apta para la madera o utensilios agresivos como los estropajos.

 

  • Utilizar exceso de agua en su limpieza. Las fregonas sin escurrir, así como el derramamiento de líquidos, pueden dañar la madera.

 

  • No seguir un protocolo de mantenimiento diseñado específicamente para los suelos de madera.

 

 

Para que tú tampoco caigas en estos errores frecuentes, en Tarimas del Mundo compartimos contigo nuestro propio protocolo de mantenimiento de la tarima de madera.

De hecho, este protocolo se recomienda para todas las instalaciones realizadas con tarima de madera con el fin de evitar alteraciones.

 

 

Controla la humedad

Como material higroscópico, la madera interactúa con el ambiente perdiendo o absorviendo humedad. Esto significa que es necesario mantener unos niveles de humedad que oscilan entre:

  • El 50% y el 70% de humedad relativa en las zonas de litoral.
  • El 35% y el 60% en las zonas de interior peninsular.

 

En Tarimas del Mundo instalamos madera de primera calidad, avalada con una garantía única de 5 años que ofrecemos en todas nuestras instalaciones. No obstante, por la propia naturaleza de la madera se recomienda mantener dichos niveles de humedad para evitar alteraciones futuras en forma de grietas o separación entre las tablas.

En este sentido el humidificados es tu aliado para equilibrar la humedad y mantener tus suelos de madera en perfectas condiciones, aumentando así su vida útil.

 

 

Cómo limpiar la madera de forma frecuente

Esta limpieza frecuente te garantiza que la madera se mantenga nueva, como el primer día. ¿Cómo debes llevar a cabo esta rutina?

  • Retirando el polvo con mopa o aspiradora.

 

  • Fregando con agua tibia y poco agua, utilizando limpiadores jabonosos combi o lyssolen 5. Recuerda que el exceso de agua es uno de los errores frecuentes que comentábamos al principio.

 

  • Evitando productos abrasivos como la lejía, el vinagre o las lijas, como también señalábamos al inicio del artículo.

 

  • Limpiando inmediatamente las manchas de vino, grasa, etc., con una fregona muy escurrida para evitar dicho exceso de agua.

 

 

Cómo limpiar la madera a medio plazo

Después de 12 meses aproximadamente, y tras limpiar la madera con el protocolo especificado en el apartado de limpieza rutinaria o frecuente, usa olie fris para proteger e hidratar los suelos de madera.

 

  • Después de aspirar el suelo, limpiar en húmedo y con la superficie totalmente seca, aplica el producto ligeramente.

 

  • Finalmente, extiéndelo bien con una mopa o máquina cleaner.

 

 

Recuerda que todo suelo de madera, aunque sea de primera calidad, precisa estos cuidados para mantenerse como el primer día.

Para ello, tan solo has de seguir este protocolo y tomar unas medidas preventivas sencillas, tales como proteger la entrada de la vivienda con un felpudo, o proteger las patas de los muebles para evitar dañar el suelo de madera.

En Tarimas del Mundo trabajamos con las primeras marcas del mercado para que disfrutes de tus suelos durante décadas. Visita nuestro catálogo y elige tu nuevo suelo de madera.