Diferencias entre suelo laminado, tarima flotante y parquet: cómo diferenciarlos

5 Min. de lectura

Ha llegado el momento de decidir qué tipo de suelo vas a poner en tu nueva casa, restaurante o tienda, pero después de tanto investigar en Internet no has conseguido sacar nada en claro. ¡No te preocupes, en este artículo te vamos a aclarar las ideas!

En los siguientes párrafos hablaremos de las diferencias sustanciales entre estos 3 tipos de revestimiento de suelos y te ayudaremos a elegir el suelo perfecto para que empieces tu nueva aventura con el pie derecho, ya se trate de tu nuevo hogar, negocio o de una simple reforma.

Empecemos por poner las cosas en orden y resolvamos la gran duda: ¿qué diferencias hay entre parquet, suelo laminado y tarima flotante? ¿Cuál es la mejor opción? 

Parquet, tarima flotante y suelo laminado: características

En primer lugar, hay que entender las diferencias entre estas 3 instalaciones para ver cuál se adapta más a tus necesidades. Aquí te explicamos las características principales de cada una.

Parquet

El parquet es un suelo de madera compuesto por madera natural en sus diferentes versiones: tarima maciza, tarima tricapa, o ingeniería.

La tarima maciza se compone únicamente de madera noble, mientras que el parquet tricapa e ingeniería está compuesto por una mayor variedad de materiales, lo que lo convierte en una opción más económica. Además, el suelo de madera maciza se podrá acuchillar y lijar más veces que un suelo de parqué tricapa e ingeniería, en el que dependerá del grosor de la capa noble.

Según su instalación, distinguimos entre parquet flotante (lo que también se denomina tarima flotante), parquet encolado y parquet rastrelado. Mientras que la instalación de parquet flotante es más sencilla, puesto que se coloca sobre el suelo base, la instalación del parque encolado requiere que se peguen todas las tablas al suelo. La elección entre un tipo de instalación u otro dependerá de la aplicación y el efecto a la pisada que más nos guste.
El parquet es una de las opciones más escogidas cuando se piensa en el suelo de un nuevo hogar, por su calidad y porque gracias a su toque natural, aporta una sensación de calidez a la vivienda. Además, la tarima de madera es un excelente aislante térmico y acústico.

Tarima flotante

La tarima flotante es una de las opciones más demandadas debido a su relación calidad-precio, su fácil instalación y por la enorme variedad de acabados y modelos entre los que elegir.  

Cuando hablamos de tarima flotante nos estamos refiriendo a un tipo de instalación y no a un tipo de suelo específico.  Este tipo de tarima no requiere hacer obra para realizar su instalación, ya que la tarima no está fijada al suelo, es decir, se coloca sobre una capa aislante, flotando sobre el suelo.

Puede instalarse fácilmente en poco tiempo y sin tener que picar el suelo, ya que no requiere sistemas de encolados o clavados. Al contar con una capa de aislante entre el suelo y la tarima, esta tiene una mayor absorción a los golpes, por lo que es más silenciosa.

 Suelo laminado

El suelo laminado se caracteriza por su precio y el buen resultado que ofrece, ya que suele ser una opción ideal que aúna una estética cada vez más conseguida, unas resistencias al desgaste y arañazos que queda fuera de toda duda, y un precio económico que la hace accesible a todos los bolsillos.

Las tarimas laminadas están formadas por varias capas y aunque la sensación es la de la madera real, está compuesto por distintos materiales sintéticos. Normalmente se compone por un panel de fibra, una capa antihumedad, una capa de diseño y una transparente que protege el suelo del desgaste, aunque su composición puede variar.

Diferencia entre parquet y tarima flotante

Como comentamos anteriormente, además del material, la principal diferencia está en el tipo de instalación y del tiempo empleado en poner las láminas. Mientras el parquet tiene que ser barnizado en el momento, la tarima flotante no necesita algún tipo de elaboración, sino que llega al sitio lista para montar. 

Debido al hecho de que la tarima flotante no requiere obra, otra diferencia sustancial suele ser el precio. El suelo de parquet al ser de madera natural tiene un coste más elevado por su composición y también por su mantenimiento, aunque confiere un estilo más personalizado y cálido. Además, si en algún momento piensas desinstalarlo, eso también presupone un gasto y un coste no indiferente, así que piénsate bien si la mejor opción es el parquet o la tarima.

Otra diferencia es el tipo de cuidado que los dos suelos presuponen. La tarima flotante es perfecta para los que no quieren invertir mucho tiempo en el mantenimiento, ya que para que se limpie y luzca es suficiente pasar la fregona con un producto habitual para limpiar suelos.

En cambio la madera natural necesita acuchillamiento y el uso de productos específicos. Además, hay que tener mucho cuidado con este tipo de suelo, ya que no es resistente a golpes y arañazos, y se desgastan con mucha facilidad. Por tanto, no es recomendable poner parquet donde haya gran afluencia, niños o perros.

Diferencia entre suelo laminado y parquet

Volvemos a remarcar que cuando hablamos de parquet y suelo laminado hablamos de dos materiales distintos: mientras el parquet se compone de madera natural, el suelo laminado no está compuesto de ésta, sino que se trata simplemente de una imitación de madera.

También en este caso, una diferencia suele ser el precio, ya que el parquet normalmente es más caro, mientras que el suelo laminado está al alcance de todos. Esto se debe no sólo al tipo de material sino también a la instalación, con el sistema a clip, tan fácil y rápido que mucha gente elige poner las láminas por su cuenta.

Hablando de durabilidad, el suelo laminado suele ser la opción más escogida por quien piensa en una solución a largo plazo. Eso se debe a su composición resistente a rayaduras, manchas e incluso humedad que evita el desgaste típico del uso y del tiempo que suele verificarse con la madera natural.

El suelo laminado también se elige por el poco mantenimiento que requiere, ya que se puede fregar y se pueden quitar las manchas con un simple paño húmedo (con poca agua), sin necesidad de productos químicos específicos.

¿Cómo elegir entre parquet, tarima flotante y suelo laminado?

Ahora que hemos hablado de las diferencias entre estos tipos de suelo, volvemos a la pregunta inicial. ¿Qué tipo de suelo instalar? Elegir una opción u otra dependerá sobre todo de los gustos personales y las necesidades de cada uno. 

Los suelos de parquet tienen la belleza de la madera natural y confiere un aspecto único. Te recomendamos esta opción si quieres darle un toque personalizado e inconfundible a cualquier habitación de tu hogar.

En cambio, opta por la tarima flotante si quieres una opción sencilla y económica sin renunciar al efecto natural y a la calidez de la madera. Al contar con una capa de aislante entre el suelo la tarima, ésta tiene una mayor absorción a los golpes, por lo que es más silenciosa y la mejor aliada para aquellos hogares en los que haya niños pequeños.

El suelo laminado tiene una mayor dureza además de ser ignífugo y requiere un mantenimiento mínimo,  por tanto, es  ideal para suelos exteriores, piscinas o comercios.

En Tarimas del Mundo tienes a tu disposición un amplio catálogo para que elijas la mejor tarima para tus suelos.

Además, en todas nuestras tiendas te ofrecemos asistencia personalizada y te orientamos para que no tengas ninguna duda de que estás realizando la elección adecuada.

Deja un comentario

PIDE PRESUPUESTO
SIN COMPROMISO

Localización:
¿Deseas recibir notificaciones?