Tarima Maciza

La tarima maciza es un tipo de recubrimiento para suelo cuya composición es únicamente madera noble. Las maderas nobles son aquellas que destacan por su uniformidad, dureza y sus vetas. Históricamente se han utilizado en la fabricación de muebles de lujo, como en el caso de la madera de Roble. Las mejores piezas de madera, se van a obtener de árboles de gran envergadura, lo por lo que se trata de materiales exclusivos para suelos de lujo.

Las medidas más habituales de sus tablas pueden oscilar entre los 90 y los 140 centímetros de ancho, con un grosor de 18 a 22 milímetros.

Comprar tarima maciza en Madrid, Valencia, Marbella

La  madera maciza es uno de los materiales más nobles y duraderos que se pueden encontrar y por eso se utiliza en multitud de lugares en nuestro hogar: muebles, ventanas, puertas, paredes y, sobre todo, suelos. La calidez, confort y elegancia que aportan los suelos de  es difícil de comparar con cualquier otro tipo de pavimento. Para los amantes de lo natural no hay nada mejor que instalar tarima maciza, por muy buenos que sean los acabados de otros tipos de suelo sintéticos que imitan a la madera con unos resultados increíbles.

Y es que el tacto y la apariencia de la madera natural es incomparable. Además, instalar tarima maciza es la mejor idea si queremos que se mantenga en perfectas condiciones durante generaciones ya que, aunque tenga un precio más alto, es el suelo de madera de mayor calidad que se puede encontrar en el mercado. Está compuesto por tablones de madera con un espesor de entre 20 y 22 milímetros de diferentes maderas nobles, de ahí su alta resistencia ante los golpes o las caídas de objetos pesados, así como a los arañazos que pueden aparecer por el uso.

CONSEJOS SOBRE TARIMA MACIZA

¿Cómo es la instalación de la tarima maciza?

La colocación de la tarima maciza podrá realizarse de tres formas. Puede ir pegada o lo que es lo mismo, encolada. Es una forma de instalación más lenta pero que si se realiza correctamente nos proporcionará un pavimento de lujo muy resistente donde además quedarán amortiguados los ruidos como los de las pisadas.

Puede ser instalada sobre rastreles o directamente sobre el forjado, ahorrándonos la capa de nivelación tan necesaria cuando realizamos instalaciones de tipo flotante. Si utilizamos la instalación de tarima maciza Madrid sobre rastreles, debemos saber que no será compatible con un sistema de calefacción radiante. Se puede instalar de forma flotante sobre una tela de polietileno.

¿Qué ventajas tienen los suelos de madera maciza?

La tarima maciza es un producto exclusivo, la madera aporta gran calidez a cualquier espacio, además de tratarse de un producto natural.

El tacto y la apariencia de la madera natural es incomparable, Además, es la madera de mayor calidad que se puede encontrar en el mercado.

Son muy populares debido a su calidez y resistencia. Al tener una superficie de desgaste gruesa a la que se le aplica barniz u otros elementos protectores similares, en caso de que sufra desperfectos, bastará con lijar el suelo y volver a tratar la madera para que recupere su aspecto normal.

¿Cómo mantener en perfecto estado la tarima maciza en Madrid?

  1. Evitar que la madera se deforme debido a las contracciones y expansiones que se producen con los cambios bruscos de temperatura. Para ello, es beneficioso controlar la temperatura de la calefacción y utilizar humidificadores en los meses en los que hace más calor, para que no se seque la madera en exceso.
  2. Prestar atención a la luz solar. No es bueno que el sol incida sobre la madera de manera constante y directa puesto que afecta además al color.

¿Dónde se utiliza la tarima maciza?

La tarima maciza, puede ser utilizada en espacios como polideportivos y gimnasios o zonas públicas que tengan mucho tránsito como museos y teatros. Especialmente cuando se trata de una tarima maciza de gran calidad y un buen espesor, la convierte en un suelo especialmente resistente al tránsito elevado y a los golpes.

¿Cuál es la composición de la tarima maciza?

Está compuesta por tablones de madera con un espesor de entre 20 y 22 milímetros de diferentes maderas nobles, de ahí su alta resistencia ante los golpes o las caídas de objetos pesados, así como a los arañazos que pueden aparecer por el uso.

Los suelos de madera maciza se obtienen a partir de una sola pieza natural, lo cual les confiere ese aspecto de originalidad. Para que conserven esa naturalidad, la tarima maciza se seca al aire libre o en hornos especiales.

¿Cómo limpiar la tarima maciza?

  1. Evitar utilizar productos abrasivos que puedan dañar la superficie de la madera.
  2. Tras la limpieza del polvo que se acumula de forma natural, basta con limpiarla con agua, a la que se le puede añadir cualquiera de los productos que existen diseñados específicamente para este tipo de suelo. Si se prefiere, puede optarse simplemente por usar un producto neutro.
  3. Lo más importante es no utilizar mucha agua y asegurarnos de que escurrimos muy bien la fregona antes de pasarla puesto que la humedad es la peor enemiga de la madera.