moqueta confort

La moqueta es un tipo de material que puede ser utilizado para el revestimiento de los suelos. No es tan frecuente encontrar viviendas con moqueta en nuestro país, ya que lo asociamos a falta de higiene. Tampoco existe una tradición de enmoquetar el suelo como ocurre, por ejemplo, en Inglaterra. En esta entrada hablaremos de cómo mantener nuestra moqueta en perfecto estado y desmontaremos sus mitos.

Ventajas de instalar una moqueta

El tacto que ofrece al pisarla y la capacidad que tiene para transformar cualquier ambiente en un lugar acogedor, son algunas de sus ventajas.

Además, hoy en día disponemos de una gran variedad de acabados, por lo que no será difícil encontrar una moqueta que se adapte a nuestro estilo. En Tarimas del Mundo hacemos las moquetas a medida, por lo que será mucho más fácil hacerla encajar en tu hogar, además de contar con una excelente calidad.

Limpiar frecuentemente la moqueta con un aspirador y eliminar las manchas cuando estas se produzcan, será suficiente para mantener una moqueta bien cuidada y una estancia limpia. Además, las moquetas se fabrican con materiales muy resistentes, que ni se ensucian, ni deforman ni cogen malos olores tan fácilmente

Cuando hablamos de suelos enmoquetados, nos viene a la cabeza la típica imagen de una casa con moqueta en todas las habitaciones. En vez de tarima laminada, tarima de madera o vinilo, podemos escoger utilizar moqueta, pero no la vemos adecuada para todas las habitaciones de una casa.

Confort y calidez en todos los espacios

Desde Tarimas del Mundo nos parece una buena opción, que aporta confort y calidez a los espacios, y que además funciona como aislante de las pisadas y los ruidos. Eso sí, hay espacios donde no consideramos tan aconsejables instalar una moqueta. Como por ejemplo los baños o cocinas (por razones más que evidentes), zonas de mucho paso o donde hay riesgo de más suciedad, como sería el caso de la entrada.

Tampoco en la habitación de los niños. Si que es cierto que harían el suelo mucho más blando y confortable, pero tendrá más riesgo de ensuciarse y aunque, casi todas las manchas acaben por salir, no nos resultará tan cómodo como por ejemplo un suelo de vinilo (nuestro preferido para los cuartos de los niños). O si por ejemplo tenemos un cachorro en casa, será mejor esperar a que sea adulto para instalar una moqueta.

Moquetas en el dormitorio

En cambio, hay una habitación de la casa donde es indudable que la moqueta hará maravillas: el dormitorio.

La moqueta es capaz de crear un ambiente de calma y sosiego, amortiguando el ruido de forma eficaz, y aporta calidez visual.  Ejerce de regulador de la humedad, y evita que las partículas de polvo y ácaros circulen por el aire, ya que los retienen. Por ello que pasar el aspirador frecuentemente sea tan importante cuando se tiene moqueta.

Numerosos estudios revelan que, para la gente alérgica la moqueta es el mejor revestimiento de suelos, porque evitan la acumulación de polvo en el aire. Por lo tanto, el mito de que la moqueta es más sucia queda desmontado.

Lo cierto es que la moqueta no es sucia, el problema viene por no limpiarla lo suficiente.

moqueta elección adecuada

El mantenimiento de las moquetas

El mantenimiento de las moquetas resulta bastante sencillo, ya que el elemento básico que vamos a necesitar es uno: el aspirador. A ser posible uno potente, con filtros antiácaros que debemos renovar con frecuencia.

La moqueta, contrario a lo que pueda parecer, no tiende a acumular más polvo que el que acumula el suelo. El suelo no es que lo acumule, es que se queda ahí, y al ventilar una habitación todas las partículas quedan en suspensión de forma que resultan más difíciles de eliminar, contrariamente a lo que sucede con la moqueta.

Cada cierto tiempo, conviene realizar una limpieza a fondo. Esto va a requerir de maquinaria especializada, mediante un sistema de inyección-extracción o de champuneado de moquetas. Para ello será mejor contar con la ayuda de profesionales para lograr un resultado óptimo.