alfombras y moquetas

Las moquetas son elementos de revestimiento que cubren todo tipo de superficies tales como: locales comerciales, hoteles, casas particulares… En definitiva, áreas donde hay un gran volumen de circulación de personas a diario. Por este motivo, necesitamos que sean resistentes y con una durabilidad en el tiempo amplia, que evite su deterioro con el paso de los años. Además, en cuanto a la limpieza, debe ser sencilla y sin complicaciones adicionales. ¿Os imagináis una moqueta de un hotel de cinco estrellas en mal estado? La imagen es lo primero y las moquetas, son un símbolo de lujo y distinción social. En el siguiente artículo del blog corporativo de tarimas del mundo, vamos a tratar en profundidad el tema del mantenimiento y limpieza de moquetas.

Lo primero que tenemos que tener muy claro es la definición de moqueta. ¿Qué es y para qué sirve? Las moquetas son pavimentos decorativos que están formados por una cubierta de tela que está completamente pegada al suelo. La función que tiene, no es meramente decorativa, sino que también funciona adornando diferentes estancias aportando calidez, elegancia y confort.

Diferencias entre moqueta y alfombra

Una duda muy común entre nuestros lectores es la diferencia que hay entre una moqueta y una alfombra. Es sencillo de explicar. Por un lado, la moqueta cubre toda la habitación que puede ser una habitación y oficina. Mientras que la alfombra, solamente una parte del suelo. Imaginemos por ejemplo que vivimos en un piso de tres habitaciones, cocina y baño. En él, hay un amplio pasillo que comunica con los diferentes dormitorios. ¿Qué sería más correcto instalar en ese entorno? Una alfombra para pasillo o también denominada como pasillera. De esta manera, el suelo estaría totalmente protegido y animado con la nueva estética que hemos elegido.

Si hay un lugar del mundo por excelencia donde las moquetas se utilizan en todas las estancias es en el Reino Unido. Vayas donde vayas están por todas partes. Hoteles, casas particulares, restaurantes, etc. Una vez que tenemos clara cuál es su misión y las zonas donde son más populares, procedemos a explicar a continuación los materiales con los que se fabrican habitualmente. Pueden ser: naturales, sintéticas o mixtas. Dependiendo del tipo de composición, la materia prima cambia. Si son naturales, la lana es lo que utiliza. Mientras que en las sintéticas, contamos con poliamida y polipropileno. Y por último, las mixtas, son una combinación de ambas.

Limpieza y cuidados diarios para moquetas

En el saneamiento idóneo de las moquetas, lo principal es pasar la aspiradora al menos una vez a la semana. No es un procedimiento complicado, sino que mecánicamente, lo realizamos sin problema. Pero, para aquellas personas que son alérgicas a los ácaros del polvo, las atenciones son mucho mayores. La limpieza debe ser más exhaustiva para eliminar las partículas que les producen esas reacciones alérgicas.

Como consejos adicionales, en aquellos negocios donde las moquetas ocupan unos espacios amplios, como por ejemplo los hoteles, se recomienda optar por la maquinaria industrial. Además, los remedios caseros, son siempre infalibles. En un caldero, echamos un litro de agua mezclado con una cucharada de amoniaco, y ya estaría listo.

Aquellas personas que quieran una limpieza integral debido a su uso más continuado, tenemos otras opciones disponibles: cepillado y fregado. Para el cepillado, el cepillo de púas duras es lo mejor. ¿Qué conseguimos con esto? Pues que estéticamente, estén a la altura del negocio que tenemos o que nuestro hogar luzca un aspecto espectacular. Y además, la durabilidad en el tiempo se mantiene. Recordemos que para las moquetas, la limpieza debe ser siempre en seco.

¿Y si estamos preparando un evento importante y de pronto una mancha nos juega una mala pasada? ¿Qué hacemos? Lo primero, cuanto antes se elimine, mejor. Y lo segundo, hay que cepillarla con agua tibia, pero sin frotar. Cualquier duda que tengas sobre limpieza y mantenimiento de moquetas, no dudes en consultarla con nosotros.

Tarimas del Mundo.