Tarima Multicapa

Las tarimas de madera multicapa, una gran opción para cualquier pavimento

Las tarimas multicapa son una elección segura para nuestros suelos, tanto por su apariencia como para su fácil instalación. Lo más característico de este tipo de tarimas es su durabilidad, su atractivo estético y su resistencia. Son la mejor alternativa a la madera maciza.

Las tarimas multicapa aportan carácter, distinción, elegancia y presentan una gran resistencia. Con gran cantidad de acabados, formas y colores, siempre podemos elegir la mejor opción en función de nuestras necesidades. Es cuestión de gustos, pero la madera multicapa aporta muchos beneficios a los suelos de nuestra casa o establecimiento comercial. Entre los principales motivos para decantarse por este tipo de suelos, podemos destacar que es el modo más eficaz de hacer una vivienda más acogedora, imprimarle carácter al diseño decorativo e, incluso, incrementar el valor final del inmueble.

Desde Tarimas del Mundo queremos presentarte 6 motivos por los que las tarimas de madera multicapa son la alternativa ideal:

  1. Presentan una gran calidad. Se cuida hasta el más mínimo detalle durante el proceso de manufactura. Las materias primas seleccionadas para componer estas soluciones de pavimento son cuidadosamente seleccionadas, sometidas a controles estrictos durante todo el proceso de fabricación. El objetivo final es garantizar el buen estado de las mismas y su durabilidad.
  1. Las tarimas de madera multicapa se elaboran con tres capas de madera natural, que dotan a estos suelos de una mayor resistencia. El modo de unión entre ellas es el encolado, aunque eso sí, se apuesta por un patrón determinado para evitar que la tarima se deforme en función de la humedad o los cambios temperatura.
  1. La capa superior es de madera maciza, que puede presentar diferentes grosores, el acabado es perfecto, pues el tipo de madera es seleccionado cuidadosamente. Además, podrás encontrar diferentes acabados y colores en función de tus gustos y tus necesidades.
  1. La resistencia de estas tarimas de madera está sobradamente comprobada, pero para evitar posibles arañazos y el deterioro de su superficie, estas tarimas están especialmente tratadas para elevar su durabilidad a pesar del desgaste, las manchas o las actividades que se realicen sobre ellas.
  1. El sistema de instalación es rápido y sencillo, como es habitual en los suelos de madera. No son necesarias las obras, que ocasionan molestias y los suelos se podrán utilizar nada más que finaliza su instalación.

La mejor parte es el acabado de este tipo de suelos, que encuentran el equilibrio perfecto entre una solución moderna y funcional con la artesanía propia de los suelos de madera con carácter y de estilo más clásico.

¿Por qué tarima multicapa?

La tarima multicapa presenta un suelo de gran durabilidad, pero siempre manteniendo la belleza y el calor de los suelos más clásicos y tradicionales. Queremos tener lo mejor de las nuevas tecnologías, pero sin tener que renunciar a materiales como la madera, capaces de crear esos ambientes tan agradables y únicos. Las capas inferiores son capaces de proteger la tarima de alteraciones debidas al clima, como son las dilataciones por el calor y el frío, y del hinchamiento producido por la humedad, así como los problemas que van surgiendo debidos al paso del tiempo.

La tarima maciza multicapa presentan una gran calidad. Durante su proceso de fabricación se cuidan todos y cada uno de los detalles, sometiéndose a controles estrictos de calidad, con el objetivo de garantizar unos resultados óptimos, sobre todo en cuanto a lo que se refiere a su durabilidad.

Las tarimas de madera multicapa están elaboradas con tres capas de madera, lo que permite al suelo tener una mayor resistencia. La capa superior es de madera maciza, pudiendo presentar distintos grosores. Por ejemplo, en nuestra tarima Black to White, disponemos de 7 acabados diferentes. Madera de Roble original pintada a mano, teñida o efecto decapado blanco posibilidad envejecida. Con este tipo de tarimas se da un equilibrio entre modernidad y funcionalidad, con el carácter propio de los suelos de madera más clásico. Es la forma más eficaz de convertir una vivienda en un lugar acogedor y hogareño donde nos apetezca estar.

Gracias a la gran variedad de modelos que tenemos disponibles en Tarimas del Mundo, no será complicado encontrar un suelo indicado para cada tipo de vivienda y para cada bolsillo.

 

Tarima Multicapa: composición

  • Contracara o capa inferior: esta capa se encarga de la estabilización de la tarima. Suele tener unos 2 milímetros de espesor.
  • Intermedia: ayudan a mantener la cohesión durante las alteraciones (contracciones y dilataciones) que puede sufrir la madera. Suele tener unos 9 milímetros de espesor. Está compuesto por tablillas estrechas de madera colocadas de forma trasversal a la capa superior.
  • Desgaste o capa superior: es la capa visible de madera noble. Esta capa recibe un tratamiento superficial de protección. Suele tener unos 3 milímetros de espesor. Formatos como el Douplack, pueden ser utilizados inmediatamente tas su instalación, ya que no es necesario lijar y dar acabado a la obra. De esta forma se elimina la posibilidad de que aparezcan problemas tras su colocación. Además, este modelo ofrece una amplia gama de colores, por lo que es el formato multicapa más recomendado.

La capa de desgaste va montada sobre varias capas de madera más sencilla, superiores en resistencia y grosor. Las capas van encoladas y unidas entre sí. Todo el conjunto de capas va apoyado sobre una superficie de alfombra aislante, de forma que la madera queda «flotando». En el caso de la tarima multicapa, se trata de una instalación limpia y rápida, que puede realizarse sobre cualquier tipo de suelo siempre que esté nivelado.  Su estabilidad, permite que pueda ser instalada con una anclaje tipo «clic», facilitando aún más este proceso.