Los suelos para locales comerciales son una de las elecciones más importantes a la hora de acometer una reforma o diseño de espacio de un negocio.

Tanto si es una tienda como un atelier, un restaurante, como un centro de salud u otro concepto de local, es siempre una decisión delicada elegir el pavimento más adecuado. El suelo del local va a determinar, y mucho, el concepto de marca comercial.

Debemos aunar factores como la estética, la durabilidad, la economía y las tendencias. Cada negocio es un mundo así que cada uno debe elegir el suelo que más se adapte a su forma de utilizar el local y a los resultados que espera de esa elección.

Suelo laminado para locales comerciales

Los pavimentos laminados se suelen instalar como tarima flotante con el sistema clic de forma que se pueden instalar sobre otros suelos o pavimentos existentes.

Por esa razón, el suelo laminado es el suelo más utilizado en reformas de todo tipo de espacios.

Puedes encontrar una gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles, existiendo imitaciones de prácticamente todas las maderas naturales como el Roble o la Haya, así como de piedra o cerámicas.

El suelo laminado imita muy bien a la madera y además es relativamente sencillo de instalar. De ahí que cada día vaya ganando más popularidad debido a lo sencillo de su mantenimiento y, sobre todo, gracias a su precio, que resulta mucho más económico que cualquier otro tipo de suelo.

Tarima flotante

Este tipo de suelos tienen un acabado de la misma calidad visual que los suelos de materiales naturales e incluso que los parquets de madera maciza.

Pueden tener más estabilidad dimensional, pues como están fabricados por capas con vetas perpendiculares, tienen menos deformaciones que la madera.

La tarima flotante está compuesta por una base de estabilización, y dos o más capas de madera. Una de las capas intermedias está fabricada con madera muy resistente y económica. Suele ser de madera de pino o abeto.

La capa superior que es la que se ve es de madera más noble para un acabado estético elegante. Esta última capa de madera noble incorpora un tratamiento de barniz, con base al agua, lo que le aporta todavía más resistencia y refuerzo.

Algunas tarimas incorporan óxido de aluminio en su tratamiento haciéndolos excepcionalmente resistentes a la abrasión. Además incorporan también protección de rayos ultravioletas, preservando el color de la madera por más tiempo frente a los rayos del sol.

Junto a las reparaciones el principal inconveniente del parquet de madera natural es su coste de adquisición. Se trata de uno de los suelos que más se encarecen, comparándolo con el sintético.

Suelos de locales con moqueta

Existen muchos tipos de moquetas que hoy pueden llegar a ser muy resistentes, aptas para lugares con mucho tránsito.

Además  hay una extensa gama de fibras algunas naturales que pueden llenar de calidez una estancia determinada de un local o negocio.

La moqueta da mucho juego en el momento del diseño del espacio comercial porque permite múltiples estampados y patrones de diseño con los que jugar para crear un ambiente adaptado a una imagen de marca.

Las posibilidades en suelos para locales comerciales son infinitas, tan solo hay que pararse a mirar presupuesto y el tipo de espacio a pavimentar. No es lo mismo una gran superficie que un local pequeño a pie de calle.

Así que se deben de tener en cuenta muchos factores para decidir el mejor suelo para tu local. En todo caso, el presupuesto será uno de los principales criterios de elección.