tipos de tarima de madera

Aunque pueda parecer increíble, algo tan convencional como los pavimentos de madera presentan beneficios para nuestra salud. Además, una de las cuestiones que está ganando relevancia en los últimos tiempos es apostar por materiales y soluciones sostenibles, que sean respetuosos con el medio ambiente. Por ello, las tarimas de madera son una gran opción, ya que no suponen la tala indiscriminada de árboles. De hecho, existen diferentes tipos de tarimas de madera que, preservando la calidad de las maderas nobles, apuestan por variedades más ecológicas que no suponen la deforestación masiva de los bosques.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que las lamas se fabrican a partir de diferentes capas, lo que permite reforzar los acabados, haciendo este tipo de suelos mucho más resistentes. Esta cuestión permite reducir la cantidad de madera necesaria para la fabricación de este tipo de superficies. Además, algunas variedades de este material como el Ipé, el Merbau, el Padaouk o la Teka crecen rápidamente, por lo que resulta sencillo y rápido repoblar el hábitat natural de estos vegetales.

Además de todos estos beneficios medioambientales, las tarimas de madera mejoran el grado de bienestar interior de las estancias donde se encuentran. En Tarimas del Mundo queremos destacar algunos de los beneficios de estas soluciones laminadas para la salud humana.

Mejoran las condiciones acústicas

Funcionan como un sistema de aislamiento acústico, reduciendo los ruidos del exterior dentro del inmueble donde se encuentran. Es una cuestión mucho más importante de lo que parece, ya que mejoran la calidad del sueño al reducir el ruido, reduciendo notablemente el riesgo de padecer alguna dolencia cardiovascular. Dormir un número de horas adecuado y tener un descanso óptimo es fundamental, porque es durante el sueño cuando el organismo trabaja en su regeneración.

Funcionan como aislante térmico

Otro factor importante, ya que permite reducir los cambios bruscos de temperatura en el interior de la vivienda, que son los culpables de resfriados y de molestias musculares y en articulaciones, sobre todo en edades más avanzadas. Un entorno con suelos de madera es el escenario ideal para el desarrollo de las habilidades psicomotrices de los niños.

Amortiguan los golpes

Un pequeño que comienza a andar o una persona mayor puede caerse con frecuencia, por ello siempre es interesante apostar por pavimentos de madera que amortiguan la caída y reducen el riesgo de sufrir lesiones. Esta cualidad también permite que los suelos sean capaces de resistir la caída de objetos duros sin deteriorar su aspecto.