tarima de madera

Los baños han sido una de las estancias de la casa que han ido ganando relevancia con el paso del tiempo. De hecho, hasta no hace mucho, los hogares españoles solían contar con un único espacio para este fin. Pero, hoy en día lo más frecuente es encontrar dos aseos. Las tendencias de interior para estos espacios también han evolucionado notablemente, buscando acercar la apariencia de los baños a las lujosas instalaciones de un spa. La tarima de madera para el plato de ducha es una de las opciones más demandas, ya que nos permite crear un ambiente más acogedor y confortable.

Hemos escuchado, hasta la saciedad, que la madera debe permanecer alejada de las fuentes de humedad. Pero, lo cierto es que ahora es posible colocar suelos de madera dentro de la ducha. Desde Tarimas del Mundo te contamos cuáles son los factores clave para elegir estos pavimentos.

  1. A prueba de humedad. Elegir un tipo de suelo pensado para este uso, será fundamental para garantizar su durabilidad en buenas condiciones. La tarima deberá ser resistente al agua, así como a los cambios de temperatura para adaptarse a su uso como plato de ducha.
  2. Con el agua algunos pavimentos pueden resultar resbaladizos, provocando accidentes y caídas. Para evitarlo, deberás decantarte por una superficie que no resulte resbaladiza.
  3. Estética. El factor visual también es relevante, puede terminar por concretar nuestra elección. La opción seleccionada deberá proporcionar un diseño en armonía que, en conjunto, resulte equilibrado.
  4. Higiénica. En las zonas húmedas es habitual que proliferen los gérmenes y las bacterias, factor que deberemos tener en cuenta para poder evitarlo. Afortunadamente, es posible encontrar tarimas de madera especialmente tratadas para conseguir este objetivo.

Entre los principales materiales para las tarimas de la ducha podemos destacar los siguientes:

  • Bambú: Hablamos de un tipo de madera que presenta una gran resistencia a la humedad, lo que le convierte en una gran alternativa. Otro factor destacable de estos pavimentos es su estética natural y sus acabados.
  • Composite: Hablamos de una tarima laminada sintética, de imitación a madera, presentan una gran dureza y resistencia, siendo compatibles además con las fuentes de agua.
  • Maderas exóticas: Aunque no es lo más habitual, existen ciertos tipos de madera como la teka o el iroko con unas elevadas prestaciones estéticas. Su durabilidad y comportamiento ante los focos de humedad hace que estos suelos estén proliferando en viviendas y establecimiento comerciales.