vallas de jardín con lamas de madera

Las vallas de jardín con lamas de madera son una solución muy útil pues sirven tanto para separar zonas, como para proteger el hogar.

Aunque las tarimas de madera normalmente sirven para el suelo, se pueden destinar también para otros usos, como para construir vallas.

Separando zonas mediante vallas de jardín con lamas de madera

Las vallas son una buena forma de separar zonas dentro de los jardines.

Mediante las vallas de jardín con lamas de madera se pueden reservar aquellas áreas que nos interese. Así, tanto si el espacio es grande, como si es pequeño lo tendremos bien organizado.

Además las vallas o cercados protegen la privacidad del hogar. En casas unifamiliares es habitual colocarlas en la parte exterior. De esta forma, se impide el acceso de personas ajenas a la propiedad. También se impide la visibilidad de lo que sucede dentro del recinto privado.

Puedes proteger zonas de juegos infantiles con vallas de jardín con lamas de madera. El resultado, es además de estéticamente atractivo, muy funcional. Eso sí procura que no haya “agujeros” ni cantos afilados para proteger a los más pequeños de la casa.

Píntala en el color que quieras para acabar de darle ese toque de cuento que tanto gusta a los niños/as. Las vallas de jardín con lamas de madera son una versátil opción en decoración de exteriores.

Este sistema de separación mediante vallas de jardín con lamas de madera, sirve también para separar la zona de las mascotas, así como perimetrar la piscina o las áreas de actividad deportiva.

Vallas en celosía y paneles

Las vallas de jardín con lamas de madera tienen múltiples composiciones. Las celosías, por ejemplo, aportan un toque romántico a tu jardín. Un toque que se acentúa si le añades plantas, flores y enredaderas.

Colocar las lamas en celosía es sencillo, simplemente tienes que colocar las lamas atravesadas formando marcos y repitiendo el patrón en todo el perímetro.

Nuestras tarimas de madera tratada para el exterior sirven para construir tus separadores, barandillas, y celosías o vallas.

Como es madera de calidad tratada especialmente para exterior puede ser usada perfectamente en jardines.  A partir de aquí dependerá de la habilidad de cada uno, así como la imaginación. El objetivo será crear un jardín bien diseñado y organizado mediante la instalación de las vallas.

vallas de jardin con lamas de madera

Las vallas se  componen de lamas y postes. Nuestras lamas tienen diferentes anchuras con diversos espesores. La longitud de los tramos a instalar dependerá de las necesidades que tengas.

Existen diversos tipos de vallas, el más tradicional es el clásico de lamas verticales terminadas en pico o en punta redonda.

Los cercados de lamas de madera clásicos tienen un alto nivel de seguridad. Su final en pico lo hacen de difícil acceso. Si además le das bastante altura, el nivel de protección aumenta.

Aunque la madera especial para exterior es de alta resistencia en Tarimas del Mundo recomendamos el  uso de productos que la protejan frente al sol, la humedad extrema y la carcoma.

Se pueden instalar vallas de lamas pero con orientación horizontal, siempre que dejemos una separación entre las lamas para el paso del viento. Esta es otra forma diferente de construir una valla en la que también se utilizan lamas de madera.

Las vallas son una solución genial para dar privacidad a un hogar, para separar y proteger áreas.

Si complementas los cercados con vegetación a base de setos, brezo o cañas, el conjunto adquiere un espesor considerable. De esta forma, el hogar queda totalmente protegido del exterior al mismo tiempo que se obtiene un aspecto bonito y natural.