moquetas y alfombras

Con la llegada del verano nos preparamos para cambiar nuestro armario, guardamos los jerséis de lana y los abrigos para sacar los vestidos y los pantalones cortos. Lo mismo ocurre con nuestra casa, en verano usamos una colcha para vestir la cama, mientras que en invierno optamos por un buen nórdico o mantas. Seguramente, alguna vez habrás pensado en lo cómodo que sería usar prendas adecuadas para cualquier época del año. Las alfombras de sisal son un textil para tu hogar que aíslan tanto del frío como del calor, siendo una solución adecuada para lucir todo el año. En nuestra sección de moquetas y alfombras encontrarás infinidad de opciones para vestir los suelos de tu hogar, en función de tus necesidades.

Las alfombras de sisal se componen de fibras vegetales, cualidad que las hace muy frescas e ideales para el verano. El origen del sisal se sitúa en México, aunque hoy en día puede encontrarse en otros lugares del planeta como Estados Unidos, Brasil, Israel, etc. Este material proviene de una planta que, como norma general, se da en zonas áridas.

En Tarimas del Mundo encontrarás diversidad de acabados y colores para tus alfombras de sisal. Puedes adquirir estos textiles para un determinado rincón o vestir todo el suelo con este textil, como si se tratara de una moqueta. El tejido de sisal es fresco y desenfadado, pero también elegante. En función del acabado o los colores seleccionados combinará a la perfección con un estilo clásico o en cualquier proyecto de interiorismo vanguardista.

Si tienes niños o mascotas las alfombras de sisal son una gran opción, ya que son realmente resistentes. Con unos simples cuidados pueden mantenerse mucho tiempo como el primer día. Pero veamos cuáles son las ventajas de este tejido para la composición de moquetas y alfombras:

  1. Durabilidad: como ya hemos comentado, este tejido presenta una gran resistencia, por lo que estas alfombras permanecen como nuevas durante más tiempo. El único elemento con el que hay que tener cuidado serán los líquidos, ya que son muy absorbentes.
  2. Adaptabilidad: estas alfombras combinan con cualquier tipo de decoración, presentan un aspecto actual en colores neutros que facilitan la armonía con el resto de los elementos de la estancia. Si te gustan los colores más vivos, no pasa nada, este tejido también puede teñirse.
  3. Personalización: puedes comprar una alfombra totalmente terminada o puedes combinar diversas fibras, seleccionar distintos colores y crear una alfombra a medida para tu hogar.
  4. Formas: el trenzado que presentan los tejidos influye, en gran medida, en el resultado final. De este modo una alfombra de sisal encajará en una estancia rústica del mismo modo que en un ambiente más moderno y sofisticado.
  5. Versatilidad: estos tejidos son capaces de regular la humedad ambiental, siendo muy frescos en verano, pero también nos protegen del frío durante el invierno.