tarimas de madera

Una de las ventajas de las tarimas de madera es que su colocación es sencilla y su uso evita obras y otras tareas engorrosas. La instalación de cualquier suelo de madera flotante se hace rápidamente y sin molestias. Realmente no se trata de una tarea compleja, tampoco requiere de mucho esfuerzo, aunque sí es necesario tener en cuenta una serie de cuestiones fundamentales para que el resultado final sea el esperado. Este tipo de pavimentos son la solución más sencilla, rápida y funcional que podemos encontrar en el mercado.

En Tarimas del Mundo queremos resaltar el hecho de que a la hora de instalar una tarima laminada es necesario tener en cuenta las recomendaciones del fabricante. No todas las tarimas son iguales, ni presentan las mismas características, por eso cuentan con unas indicaciones que son muy útiles a la hora de colocar el suelo.

¿Qué debemos saber antes de ponernos manos a la obra?

  • Puede parecer una obviedad, pero el primer paso será comprobar que el suelo se encuentra perfectamente nivelado. Además, deberemos asegurarnos de que la tarima seleccionada cabe por debajo de la ranura de las puertas o el zócalo.
  • Antes de comenzar con la instalación es necesario limpiar el pavimento, que además deberá estar seco para comenzar a colocar la tarima.
  • De forma previa a la colocación de los tableros, debemos instalar una capa de espuma de polietileno que contará con un espesor mínimo de 3 mm. Este material es aislante y sirve para amortiguar los ruidos y el sonido de la madera al pisarla.
  • La instalación de la tarima comenzará en una de las esquinas de la estancia donde se va a colocar. Las hileras irán realizándose secuencialmente, teniendo en cuenta que los tableros queden rectos en relación con la pared. Esta tarea puede complicarse si las paredes de la estancia no son rectas.
  • La madera se dilata con el calor, por este motivo será necesario dejar un hueco de 10 mm en relación con las paredes. La herramienta más adecuada para crear estos huecos será una cuña distanciadora, fijando esas distancias entre los 10 y los 15 mm.
  • Como la instalación es rápida y sencilla, conviene terminar el trabajo en la misma jornada. El principal objetivo es que no se generen diferencias ante la dilatación o engrosamiento de la tarima.

Las tarimas de madera son una solución actual para diseños de interiores, se colocan rápidamente, sin obras ni molestias y pueden usarse inmediatamente. Cuando el suelo está instalado podemos proceder a colocar los muebles sin tener que esperar a que se seque o se asiente, como ocurre con el parqué convencional.