Cada hogar es un mundo, así como cada recibidor. Las dimensiones, las condiciones de luz, la distribución, el estilo de los muebles son características que hacen que cada recibidor sea diferente.

¿Cuál es el recibidor ideal para ti?

Esta estancia es la tarjeta de presentación de la casa y, por tanto, hay que tener muy presente su estética antes de elegir los suelos, el tono de las paredes y los muebles auxiliares.

Pero, por otro lado, la funcionalidad es esencial porque es un lugar de tránsito que agradece un mantenimiento fácil.

En Tarimas del Mundo compartimos contigo estos consejos para orientarte en la elección del suelo de tu recibidor ideal.

 

 

Cuestión de estética

Dentro de los factores estéticos para elegir el suelo para tu recibidor ideal están tus propios gustos. No obstante, debes tener en cuenta otros parámetros que influyen en la percepción del recibidor.

 

El color

Si tu recibidor es muy pequeño te aconsejamos que elijas un suelo claro o de tonalidad beige. Piensa que el color influye en la percepción de sus dimensiones, y si son muy reducidas necesitan más luz. Esta luz proviene de las fuentes de iluminación naturales y artificiales, pero también del color que elijas.

 

Los espejos

Los espejos son también tu aliado para aportar mayor luz al recibidor, y además dará la sensación de que es más amplio porque refleja los espacios contiguos.

 

Los muebles y accesorios

Los muebles auxiliares y los objetos decorativos también contribuyen a definir la estética del recibidor. Si quieres instalar suelos oscuros aunque tu recibidor sea pequeño, opta por muebles minimalistas que aligerarán el peso visual de la tonalidad del suelo. Una sencilla estantería, un pequeño jarrón, una bandeja para las llaves y, por supuesto, un espejo que amplíe las dimensiones al reflejar la luz.

 

 

 

Cuestión de funcionalidad

El suelo del recibidor debe ser resistente al tránsito del día a día, a la humedad y fácil de limpiar y mantener. Los suelos laminados y los pavimentos vinílicos son dos alternativas que cumplen las siguientes exigencias:

Resistentes al tránsito

Porque es la estancia clave que da paso al hogar a todos los miembros de la familia y a los invitados. Al ser la zona más expuesta de la casa también es más susceptible de sufrir arañazos y rayones.

 

Fácil mantenimiento

Porque lo aconsejable es colocar un felpudo a la entrada, pero nadie te garantiza que todos van a hacer uso de él. Cada entrada a la casa introduce el polvo y la suciedad de la calle. Un suelo fácil de limpiar te ahorrará tiempo y te ayudará a mantenerlo en perfectas condiciones día tras día.

 

Resistentes a la humedad

Porque los días de lluvia, granizo y nieve introducen en tu recibidor agua y humedad. El suelo del recibidor ha de ser resistente a las inclemencias del tiempo porque en esos momentos tu familia está deseando llegar a casa sin preocuparse por las manchas de las botas o el goteo del paraguas.

 

 

En Tarimas del Mundo tienes a tu disposición un amplio catálogo con suelos de tarima laminada y suelos vinílicos para que diseñes tu recibidor ideal. Nuestro equipo se encarga de su instalación.