Existen muchas opciones a la hora de revestir nuestras escaleras, casi tantos como pavimentos. En Tarimas del Mundo apostamos por firmas como Claseen, que consiguen acabados muy naturales con los diseños más actuales.

¿Qué tipo de revestimiento puedo usar en mi escalera?

Muchos de los suelos que escogemos tienen la posibilidad de ser utilizados para las escaleras. No va a ser lo mismo si vamos a escoger el suelo y el revestimiento de las escaleras al mismo tiempo o si ya contamos con un suelo anterior. En el primer caso, tenemos muchas más opciones para que el resultado final resulte homogéneo.

También podemos jugar con los contrastes, escogiendo colores contrarios o complementarios entre nuestros suelos y las escaleras para crear espacios claramente diferenciados.

Por otro lado, debemos tener en cuenta el uso que le vamos a dar a nuestra escalera. No es lo mismo la escalera de un negocio o una oficina que la de nuestro hogar, donde el uso va a ser mucho menor. El revestimiento de una escalera de un negocio tendrá que contar además con una gran capacidad antideslizante para los días de lluvia.

A la hora de revestir tu escalera van a ser necesarias unas piezas especiales que se ajusten a la medida de lo escalones y molduras especiales para rematarlos, que son facilitadas por Tarimas del Mundo.

Son varios los elementos que vamos a tener que escoger para nuestra nueva escalera además de la tarima. Debemos decidir si vamos a querer instalar o no un rodapié, que tendrá que ir en armonía con el resto de la decoración de nuestra casa. Así como el tipo de barandilla que vamos a querer instalar, tanto por seguridad como por complemento.

Hoy en día, existen formas de decoración que no utilizan ninguno de estos dos elementos y dejan como único protagonista los peldaños, muchas veces de forma flotante.

¿Cómo se reviste una escalera con Suelos Claseen?

Una de las cuestiones a tener en cuenta en el revestimiento de las escaleras es que debes escoger un material con alta durabilidad, ya que va a tender a desgastarse más que otras superficies. Es mejor elegir suelos mates y texturados, ya que los brillantes y lisos van a ser más resbaladizos.

Cuando llegamos a la parte de la escalera en el proceso de revestir nuestros suelos con Tarima Classen, la tarima ya no se instala de forma flotante, sino que debe ir encolada directamente sobre los peldaños.

Un peldaño se compone por una pisa, que es la parte horizontal del escalón donde pisamos, y por una tabica, que es la parte vertical del escalón.

Una vez las tablas están encoladas, se procederá a unir huella y contrahuella con una pieza llamada manperlán. Esta pieza sirve para solapar la pisa y la tabica.

Siempre empezaremos a forrar nuestras escaleras empezando por arriba, de modo que evitaremos pisar y pararnos encima del suelo recién instalado.

Al igual que hacemos con el suelo, también debemos acondicionar los peldaños antes de forrarlos con la Tarima Claseen, de forma que nos aseguremos de que estén completamente nivelados, lisos y duro, ya que sino las tablas no quedarán correctamente fijadas.

Los escalones se pueden rematar utilizando un sellador similar al suelo para obtener un mejor resultado.

Será muy recomendable limpiar las escaleras nada más se termine la instalación ya que, una vez que se seca, la masilla es muy difícil de eliminar. Debemos esperar al menos 24 horas para que el pegamento se seque perfectamente antes de poder utilizar nuestras nuevas escaleras.