Suelo de tarima gris

Si hablamos de tendencias en decoración, la tarima gris viene imponiéndose desde hace tiempo y ahora mismo está en su momento de mayor esplendor.

La decoración con suelo gris es una de las elecciones más habituales. Muchos de los decoradores e interioristas mas prestigiosos del panorama nacional han puesto de moda este suelo al ser de color frio y neutro es una elección muy polivalente para todo tipo de decoraciones. Muchos son los que lo escogen para diseños más modernos y otros para diseños más de estilo nórdico. 

El suelo de madera gris se puede ver tanto en madera natural como en tarima laminada, el mal llamado suelo de imitación madera gris, y en una gran variedad de tonos y acabados. 
Uno de los estilos en los que más se usa la tarima gris es en el estilo nórdico. Este estilo ha venido desde el norte como un soplo de aire fresco. Es la mejor forma para darle luz a nuestra casa sin perder el estilo y la personalidad que le caracteriza. La madera está presente en cada rincón. La luz es su mayor característica y la naturalidad es su fuerte. Todo esto hace que consigamos un aspecto de refugio acogedor, luminoso y cálido que nos recuerda al color del hogar en el frio invierno. 

Eligiendo un suelo de tarima flotante gris, eliges un estilo moderno y un suelo muy versátil que puedes combinar con muebles y complementos de varios materiales y colores.

Cuál es mejor, ¿un suelo de madera gris o un suelo laminado gris?

Hoy en día, el mercado de las tarimas ofrece una gran variedad de colores y texturas, capaces de imitar a la perfección la madera natural o todo lo que se propongan.

En Tarimas del Mundo, no solo vamos a encontrar suelos de madera envejecida de color gris o suelos de tarima flotante de color gris, sino que también tenemos la opción de decantarnos por un suelo laminado, con superficies mates que nos recuerdan a la madera natural y que va a permitir que nuestros suelos luzcan espléndidos.

Por otra parte, también podemos recurrir al suelo de vinilo, ya que estos han mejorado tanto que pueden imitar muy bien tanto la madera como otros materiales

Muchas son las diferencias entre estos dos tipos de suelo. Un suelo de tarima gris natural es más duradero, sostenible y podemos dejarlas como nuevas con poco esfuerzo. Esto hace que tengamos suelo para toda la vida. También podremos tener nuestro suelo de forma personalizada eligiendo el color, el grosor, la cantidad de nudo y las dimensiones de cada tabla que compone nuestro suelo. 

En cambio, la tarima laminada  se compone de varias capas con un núcleo de madera de alta densidad, con una primera transparente y la segunda donde se imprime el aspecto final que veremos en nuestras casas. Lo mismo pasa si se opta por un suelo vinílico gris. Son suelos que no tienen mantenimiento y, por lo tanto, su vida no es tan larga como la madera.

No hay dudas de que el gris en la tarima flotante es un acierto, ya que vamos a poder utilizarla tanto en interiores como en exteriores, y es perfecta tanto para viviendas como para comercios o cualquier tipo de establecimiento.

Combinar un suelo gris con las paredes

La tarima gris tiene la ventaja de combinar perfectamente con casi todos los colores, por lo que va a ser muy fácil que quede perfecto con el resto de nuestro mobiliario o con los colores en los que tengamos pintadas las paredes. Además, tiene la capacidad de aportar a la estancia sobriedad y mucha elegancia. De hecho, el gris es un color que no se va a pasar de moda, ya que resulta atemporal.

Muy importante es elegir de que colores pintas las paredes con un suelo gris.

Hay varias tipos y  colores de tarima flotante gris. Si elegimos una tarima gris oscuro, podemos pintar las paredes en blanco o un gris muy claro, para contrarrestar la luminosidad que perdemos. Esto es muy importante para no crear un ambiente demasiado tenue y sin personalidad. En zonas de la casa donde tenemos más actividad es importante hacerla cómoda y luminosa. Como ya todos sabréis, los colores influyen en nuestro bienestar, en nuestra actitud y en la forma en la que enfrentamos la vida. 

Por el contrario, si elegimos una tarima gris claro, la combinación perfecta es suelo gris y puertas blancas con tonos oscuros en los muebles, puertas y rodapié. Está muy de moda poner las puertas y rodapiés lacados con gris oscurecido o tono medio que, combinado con el suelo gris claro hacen resaltar esas partes que durante años han pasado desapercibidas. También se puede pintar alguna de las paredes de un color más llamativo o un tono oscuro, como suele hacerse con las paredes de los cabeceros en las habitaciones. Es importante tenerlo en cuenta cuando queremos hacer dos espacios diferenciados en la misma habitación, pero con el mismo suelo parquet gris. 

Nuestros top 3 de tarima gris

CONSEJOS SOBRE TARIMA GRIS

¿De qué color se aconseja pintar las puertas con tarima gris?

Una de las combinaciones estrella, que siempre ha funcionado, es la tarima gris con puertas blancas y para que se quede perfecta se juntaría la tarima gris con rodapié blancos. Con este color de puertas y rodapié podemos elegir una tarima roble gris claro o en alternativa un suelo laminado gris oscuro, por ejemplo, la combinación seguirá siendo espectacular, pero si por el contrario, elegimos un tono diferente de puertas, debemos tener en cuenta muchos aspectos, no solo de nuestro suelo gris, si no de nuestro hogar en general. Otras elecciones comunes son colores de puertas más oscuros, como las combinaciones suelo gris y puertas marrones o suelo gris y puertas roble. Aspectos tan importantes como la luz que entra, la disposición de las ventanas, el color de los muebles que vamos a poner o, incluso, el color y dimensiones de las lámparas. Todo esto puede hacer que nuestra casa sea demasiado oscura o incluso sintamos que ha encogido. 

Cocina con suelo gris:

¿Qué colores elegir?

Si hablamos de cocinas y suelos de madera, una de las alternativas que más se usa, por muchos motivos, es poner los muebles de la cocina de color blanco con la tarima laminada o de madera natural de color gris.

Es muy importante tener en cuenta las dimensiones de nuestra cocina. Si tenemos una cocina pequeña o mediana, la cocina blanca con suelo gris claro es la mejor elección. Al elegir colores claros llenamos de luz el espacio y esto hace que nos parezca más grande. Por el contrario, si tenemos una cocina más grande y luminosa podemos jugar con el tono del suelo. La tarima gris ceniza o oscura a juego con una tarima con el mismo tono queda genial, da personalidad y nos hace sentir mucho más cómodos en un espacio que usamos a diario. 

 

PIDE PRESUPUESTO
SIN COMPROMISO

Localización:
¿Deseas recibir notificaciones?