La tarima de exterior composite es una elección perfecta para los suelos de exterior que buscan un material resistente, duradero y que no requiere mantenimiento.

En este sentido, es la alternativa adecuada para quienes desean instalar suelos de calidad pero consideran que la madera no es el material más adecuado según sus necesidades.

Teniendo en cuenta estas cualidades, la tarima de exterior composite ha dado un salto para utilizarse como revestimiento de fachadas con un propósito práctico y estético.

Este tipo de tarimas aportan un estilo actual y moderno a los edificios que eligen este material de forma total o parcial en sus fachadas.

Dos de los factores que más influyen en su elección es su aspecto natural y la baja necesidad de mantenimiento.

En Tarimas del Mundo te explicamos las ventajas de revestir las fachadas con tarima de exterior composite.

 

 

 

Tarima composite en fachadas, estética moderna

 

Las cualidades estéticas de esta tarima son indudables ya que aportan un valor añadido a fachadas unifamiliares, de viviendas y de negocios.

El uso de un material diferente y actual en arquitectura revaloriza la estética del edificio e incide positivamente en la imagen corporativa en el caso de una empresa.

Si estás pensando reformar tu vivienda unifamiliar y necesitas un material diferente, resistente y duradero, la tarima de exterior composite es perfecta también para la fachada.

Además está disponible en diferentes tamaños de lamas y de colores, por lo que conseguirás la diferenciación estética que buscas. Ten en cuenta que los fabricantes cada vez crean colecciones más variadas que incorporan nuevos colores y texturas.

A continuación te explicamos las ventajas prácticas.

 

 

 

Tarima composite en fachadas, funcionalidad y resistencia

 

Estas lamas están fabricadas a base de polímeros y resinas de madera que garantizan duración, resistencia y comodidad de mantenimiento.

Las fachadas, como los pavimentos de exterior, están sometidas a las inclemencias del tiempo y a condiciones extremas de temperatura. Por tanto, elegir un material resistente a cambios bruscos de temperatura es esencial cuando hablamos de superficies de exterior.

Independientemente de que la vivienda esté ubicada en una zona húmeda o seca, la tarima de exterior composite es una opción muy resistente para el revestimiento de las fachadas.

Este es un material sintético que también permanece inalterable ante el ataque de microorganismos, de la humedad o de los insectos.

También es un buen aislante, tanto térmico como acústico. En el caso de las fachadas tiene especial relevancia su ligereza, un aspecto muy valorado profesionalmente en construcción.

Otra ventaja de la tarima composite es su cualidad ecológica y reciclable, un factor a tener muy en cuenta en la actualidad.

La instalación es cómoda y rápida ya que se puede realizar sobre rastreles que permite la ventilación de la fachada.

El revestimiento con tarima composite no requiere tratamientos específicos como la aplicación de barnices y aceites. Una ventaja a tener en cuenta en pavimentos pero que resulta especialmente importante en fachadas.

 

 

 

En Tarimas del Mundo te ofrecemos un amplio catálogo con las mejores tarimas de exterior tecnológicas y de composite.

Elige la que más se ajusta a tus necesidades y haz realidad el proyecto que tienes en mente.