El parquet de roble sigue siendo una elección que perdura a lo largo del tiempo porque encaja con todos los estilos y tendencias decorativas. La estética, elegancia, calidad y resistencia de esta madera la convierte en una opción perfecta para renovar los suelos de nuestro hogar y disfrutarlos durante muchos años.

Esta madera se caracteriza por ser dura y compacta, lo que alarga su vida útil respecto a otras tarimas. Suele oscurecer de forma natural a medida que pasa el tiempo, y nos ofrece diferentes tonalidades que se ajustan a todos los gustos decorativos.

 

En Tarimas del Mundo disponemos de un amplio catálogo de madera natural de roble para que disfrutes en tu hogar de todas estas ventajas.

 

 

 

Ventajas del parquet de roble

 

  • Una de las virtudes de este tipo de madera es que no abre grietas en su estructura.

 

  • Se caracteriza por un buen coeficiente de dilatación, lo que se traduce en estabilidad, resistencia al aflojamiento, juntas consistentes que dan como resultado una separación pequeña entre las tablas. Sin duda, un acabado delicado y uniforme agradable a la vista.

 

  • La durabilidad es una de las ventajas a destacar en los suelos de roble, siempre que se lleve a cabo el correcto mantenimiento y la limpieza que requiere todo suelo de madera natural.

 

  • Esta madera es apta para instalar en suelo de calefacción radiante, lo que potencia aún más la calidez inherente a la madera.

 

  • Es la única madera que se puede cambiar de color todas las veces que se quiera: de gris a blanco, de blanco a roble natural…, lo que proporciona una gran versatilidad en la creación de diferentes ambientes en una misma estancia.

 

  • La madera de roble es resistente y densa, con buena resistencia a la humedad, cualidades muy apreciadas para hacer frente a la rutina diaria del hogar. En concreto, los parquets de roble blanco destaca aún en mayor medida por esa cualidad por lo que su uso es adecuado en cocinas y baños.

 

 

 

Tonalidades del parquet de roble

 

La madera de roble nos ofrece un abanico de tonalidades que encajan en todos los proyectos decorativos y las atmósferas que queramos crear en nuestro hogar.

 

  • Así, el parquet de roble nos regala tonos marrones en diferentes intensidades de color que resultan perfectos para una decoración neutra y equilibrada sin grandes contrastes.

 

  • La madera de roble maciza de color oscuro aporta elegancia y un toque de sofisticación. Es perfecta para habitaciones con personalidad propia: salones, dormitorios con mobiliario contemporáneo y minimalista…

 

  • Los colores más claros y blanquecinos propios de la decoración nórdica aportan luminosidad y amplitud en las habitaciones.

 

  • Los tonos rojizos y amarillos aportan la calidez de esta gama cromática.

 

 

Todas las ventajas del parquet de roble hacen que su instalación constituya una inversión a largo plazo en la vivienda, tanto por ser una madera muy apreciada desde el punto de vista estético como por su resistencia y duración.

 

En Tarimas del Mundo encontrarás una amplia gama de parquet de roble con diferentes acabados: natural, barnizado industrial y aceitado.