Tarima flotante Madrid

Si estás interesado en instalar tarima flotante en tu hogar, es probable que ya te hayas dado cuenta de la cantidad de tipos que existen. Dependiendo de tus necesidades y tu presupuesto, acabarás decidiéndote por uno o por otro. Una de las opciones más demandadas en la actualidad es colocar tarima flotante en Madrid, debido a su atractiva relación calidad-precio y a la enorme variedad de acabados y modelos entre los que elegir.

El hecho de que este tipo de suelo no requiera hacer obra para realizar su instalación es otra de las razones por las que muchas personas eligen la tarima flotante en Madrid. Este tipo de suelo recibe su nombre porque se coloca sobre una capa aislante, “flotando” sobre el suelo. Al no tener requerir sistemas de encolados o clavados, puede instalarse fácilmente es poco tiempo, sin tener que picar el suelo. Y al contar con una capa de aislante entre el suelo la tarima, ésta tiene una mayor absorción a los golpes, por lo que es más silenciosa y la mejor aliada para aquellos hogares en los que haya niños pequeños.

Cómo cuidar la tarima flotante en Madrid

Aunque la tarima flotante en Madrid es un tipo de suelo de madera muy resistente y con alta durabilidad, requiere una serie de cuidados específicos si queremos que se mantenga siempre en perfectas condiciones y no sufra desperfectos por rozaduras al arrastrar objetos o rayones por usar un calzado inadecuado. Los problemas más comunes que se producen en la tarima son las marcas que se producen con el desgaste, las rayas que aparecen por objetos puntiagudos y las deformaciones por una mala limpieza en la que se han tenido lugar filtraciones.

Los consejos para mantener la tarima flotante en Madrid en perfecto estado son muy sencillas. En primer lugar, como en el resto de suelos, debemos evitar los golpes con objetos duros. Para ello es una buena idea colocar fieltros bajo las patas de los sillas, sillones y muebles más pesados para que al arrastrarse no dejen marcas. Para que no se produzcan daños por la humedad, debe tenerse especial cuidado cuando se pisa con calzado mojado, restos de gravilla o barro. En este tipo de casos es recomendable limpiar inmediatamente. Cuando se trata de un elemento que moje la tarima, como cuando se derrama algún líquido, procuraremos eliminar el exceso de humedad rápidamente.

La limpieza óptima que se debe realizar en la tarima flotante en Madrid debe realizarse con muy poca agua y utilizando los productos específicos. Siguiendo estos simples consejos, este tipo de tarima flotante en Valencia puede durarnos años como el primer día.

SOLICITE PRESUPUESTO sin compromiso