Los materiales sostenibles son aquellos que cumplen todos los criterios para ser considerados ecológicos. No solo debemos prestar atención al material en sí, sino también al proceso de fabricación y transformación necesarios para convertirlo en suelo. Por lo tanto, sostenible no es equivalente a renovable.

Materiales para suelos ecológicos

  • Madera Maciza

La madera es uno de los materiales ecológicos más apreciados. Ayuda a reducir el consumo energético al funcionar como regulador térmico y de la humedad.

Dependiendo de la especie de la que obtengamos la madera para el suelo, este será más o menos renovable. Para hacer un aprovechamiento sostenible, se debe provocar el crecimiento de nuevos ejemplares una vez se han talado los anteriores. Se trata de un producto natural y reciclable, y que no produce contaminación cuando se degrada (biodegradable).

Por otro lado, el transformar madera en suelos no es un proceso tan costoso como el de otros materiales, y que además requiere de menos materia prima para elaborar el mismo producto.

A la hora de saber si el material es ecológico o no debemos asegurarnos de que la especie utilizada en la fabricación de nuestro suelo no está en peligro de extinción y que se cumplen todos los criterios del FSC (Forest Stewardshio Council).

La madera maciza es también una buena opción en exteriores. Deben poseer resistencia natural a la humedad, insectos y hongos. Algunas especies tropicales son perfectas para exteriores, aunque siempre es recomendable aplicar productos protectores para incrementar su resistencia.

  • Bambú

Si tenemos un apartado especial para este material, es porque el bambú no es un árbol, sino que se trata de una planta.

Lo primero que debemos destacar es que el bambú es una planta muy abundante y que crece a gran velocidad, por lo que es un material ecológico muy interesante, tanto en la construcción de suelos como para otros elementos. La velocidad a la que se renuevan estas explotaciones, son muy superiores a otras alternativas, lo que convierte a los suelos de bambú en un gran aliado para crear un mundo más sostenible.

Lo segundo que debemos decir, es que es un material altamente resistente, estable, fácil de colocar y relativamente económico. También son aptas para exteriores garantizando una máxima durabilidad.

Otras opciones menos utilizadas

  • Corcho. Se fabrican básicamente a partir de la corteza de alcornoque. De apariencia natural y gran resistencia.
  • Suelos de linóleo. Se componen de diferentes materiales, todos ellos naturales y renovables, siendo la linaza el principal componente.

Suelos de Bambú: la opción ecológica por excelencia

¿Por qué consideramos a los suelos de bambú como la mejor opción ecológica para los suelos? En parte por todas sus propiedades y en parte por tratarse de un material ecológico con un gran futuro por delante.

Es una magnífica alternativa a la madera y otros materiales, no solo por ser más sostenible, sino porque además gana en longevidad y dureza a la madera.

Además, es un regulador térmico y evita la aparición de humedades. Su aspecto es agradable y brillante, muy similar al de un suelo de madera.

Sin olvidarnos de que este material es de pequeño mantenimiento, y en caso de que pierda alguna de sus propiedades, se puede llevar a cabo un proceso de restauración para dejarla otra vez como nueva.