Los suelos de los espacios de trabajo comunes tienen unas características y unas exigencias muy claras.

  • Por un lado, son áreas muy transitadas donde confluyen muchas personas al mismo tiempo.
  • Por otro, es necesario optimizar su mantenimiento y limpieza diarios para no entorpecer el ritmo y la rutina laboral.

En este sentido, los suelos que requieran cuidados muy específicos, como el caso del parquet natural, son idóneos para despachos privados elegantes y exclusivos.

No obstante, los espacios de coworking, las oficinas y las salas de reuniones que prioricen la funcionalidad tienen en el suelo vinílico una opción perfecta.

Si estás buscando ideas para renovar el pavimento o instalar un nuevo suelo en este sector, en Tarimas del Mundo te explicamos las ventajas del suelo vinílico para despachos y oficinas.

 

 

Ventajas del suelo de vinilo para espacios de trabajo

El suelo vinílico es una elección perfecta para espacios de trabajo comunes como oficinas y despachos porque combinan estética con funcionalidad.

Los modelos actuales de este tipo de pavimentos ofrecen múltiples diseños que no exigen cuidados especiales ni un mantenimiento concreto.

Al instalar el suelo vinílico en áreas de trabajo muy frecuentadas no es necesario preocuparse por si un café o una grapadora se caen al suelo.

Veamos esas ventajas.

 

Fácil de limpiar

Este tipo de suelos solo necesitan agua y jabón neutro para su limpieza rutinaria. Un gesto que simplifica la higienización día a día optimizando el tiempo.

 

Higiénico

El suelo vinílico impide la acumulación de ácaros y es resistente al moho, por lo que está indicado en estancias donde se convive durante muchas horas al día. Esta ventaja es especialmente relevante para aquellas personas del equipo que reaccionan ante los alérgenos.

 

Resistente al agua

Esta ventaja está unida a la facilidad de limpieza, ya que pueden utilizarse fregonas sin preocuparse por el exceso de humedad.

Tal y como apuntábamos al inicio, este suelo es resistente a los derramamientos de líquidos, por lo que no pasa nada si se cae un café o un vaso de agua.

 

Confortable

El material que conforma el suelo de vinilo aisla el ruido y reduce el sonido, logrando que los espacios de trabajo sean más silenciosos y acogedores.

 

Múltiples diseños

Las ventajas del suelo vinílico no conllevan que haya que renunciar a un suelo bonito. Al contrario. Este tipo de pavimentos se caracteriza por ofrecer los diseños y los colores más variados, además de imitar a la perfección texturas naturales como la madera o el mármol.

Para elegir un modelo concreto, en Tarimas del Mundo te aconsejamos que analices el resultado que quieres obtener. En función de las características de tu oficina puedes elegir por tonos alegres que le otorgan un aire más desenfadado. En el polo opuesto están los colores suaves que favorecen la concentración y se adaptan a los ambientes neutros.

 

Fácil de instalar

El pavimento vinílico se instala sobre el suelo anterior sin necesidad de obras. La única condición es que esté nivelado para que el resultado sea perfecto.

Como puedes comprobar, esta cualidad del suelo vinílico conlleva un ahorro de tiempo significativo, ya que puedes renovar las oficinas o los despachos sin perder días de trabajo.

 

Visita nuestro amplio catálogo de suelos de vinilo y confía en nuestro equipo de instaladores profesionales.