tarima de madera en baños

A la hora de elegir el suelo para nuestro baño hay factores que cobran especial relevancia: la higiene, la limpieza y el diseño. Además de una gran resistencia a la humedad y que se limpie fácilmente, no podemos dejar de lado el tema del diseño, que nunca debe estar reñido con la funcionalidad.

El mejor suelo para nuestro baño

Existen una gran variedad de materiales que podemos utilizar como pavimento para nuestro baño.

Una de las mayores dificultades que debemos tener en cuenta es la humedad. Como es lógico, el elemento del agua va a estar presente de forma constante. El material del suelo tiene que resistir perfectamente al paso de los años y a todos los problemas derivados de la humedad. No debemos dejarnos guiar solo por la apariencia del suelo, sino que en este caso la calidad del material es vital, así como elegir bien a los profesionales que van a realizarnos la instalación.

Un ejemplo de una mala idea para el suelo de un baño es un suelo revestido con moqueta, ya que esta no se debe mezclar con la humedad. Además, la duración de una moqueta en buen estado en un baño es muy baja. Una mejor opción podrían ser los suelos de madera con materiales tropicales o el suelo de bambú.

La madera natural en el formato fenólico se puede poner perfectamente en baño. Se puede utilizar, el único requisito que  requiere  es un uso normal de poder salpicar y nunca inundar.

Una de las mejores opciones para baños que tenemos en Tarimas del Mundo, son los suelos de vinilo. Los suelos de vinilo cuentan con unas ventajas de las que ya hemos hablando. Uno de sus puntos fuertes es que es ideal en zonas húmedas, y más aún si escogemos uno de tipo antideslizante. Al ser un revestimiento impermeable, puede ser humedecido para limpiarlo de forma eficiente y rápida. No se debe usar disolventes o abrasivos sobre él, ni colocar encima elementos muy calientes.

 

Suelos de vinilo para el baño

Una vez más, los suelos de vinilo se nos antojan como la opción perfecta por su durabilidad y versatilidad.

Los suelos de vinilo ofrecen además la opción de imprimir figuras muy originales, que pueden crear baños únicos con diversos efectos ópticos. Tenemos las opciones más clásicas de elegir las impresiones que imiten la madera, la piedra o las baldosas, hasta las más divertidas, con motivos marinos y animales.

A la hora de proceder a su instalación debemos tener en cuenta que el baño es una zona un poco especial, ya que tiene muchos elementos. Es imprescindible que haya muy buena nivelación previa y que el suelo anterior o subsuelo, carezca de imperfecciones o grietas, que podrían apreciarse una vez ha sido instalado el nuevo suelo.

Pueden surgir dudas de como colocar el suelo de vinilo alrededor del inodoro, el lavabo o bidé, ya que las tablas suelen ser rectangulares o cuadradas, y las formas de los elementos del baño son redondeadas. Para solventar este problema existen varias opciones:

  • Quitar el inodoro, bidé o lavabo: esta es la opción más complicada ya que requiere de albañilería
  • Hacer plantillas con la forma precisa: consiste en hacer plantillas con papel y luego recortar el vinilo.
  • Utilizar una plantilla de formas: es muy parecida a la anterior, pero se emplea para ello una herramienta que al acercarla a los contornos adquiere la forma. Después, al igual que con las plantillas, pasaremos la forma a la loseta de vinilo, cortaremos y colocaremos el trozo donde corresponde.

Utilizando cualquiera de estas tres opciones obtendremos buenos resultados. No nos debemos olvidar de aplicar una fina línea de silicona por todos los contornos, para lograr una unión perfecta entre el suelo de vinilo y todos los elementos de nuestro baño.