Suelo de madera

Cuando se tiene planeado llevar a cabo una reforma y cambiar el pavimento de nuestro hogar, surgen multitud de dudas. No es un cambio que se pueda revertir a la ligera, por lo que queremos estar seguros de hacer la elección acertada. Pero hay tantas posibilidades que escoger se hacer difícil. Incluso cuando nos decidimos por un material en concreto, como la madera, existen multitud de tipos y variaciones. Así que nos enfrentamos a la pregunta: ¿qué suelo de madera elegir?

En Tarimas del Mundo somos líderes en la venta e instalación de suelo de madera exterior y césped artificial, por lo que estamos capacitados para darte unas cuantas claves que te ayuden a diferenciar los distintos tipos de suelo de madera que existen para que te sea más fácil elegir el que más se adapte a tus necesidades, descubre nuestra variedades de suelo de madera para piscina con un tratamiento anti agua y cloro.

Pero antes de seguir, queremos mencionar que no existe el suelo de madera perfecto. Cada uno de ellos tiene sus características propias, por lo que, dependiendo de la situación, será más adecuado uno u otro. No sólo nos referimos a su color y apariencia, sino que tendremos que tener en cuenta la resistencia, para saber si podemos instalarlo en espacios con mucho o poco tráfico, o la humedad a la que se va a enfrentar, como la calefacción radiante en un suelo de madera térmico.

Tipos de suelo de madera

Dependiendo de su composición y su apariencia, existen diferentes tipos de suelo de madera:

  • Suelos de madera: Se trata de madera maciza. Es el suelo perfecto para los amantes de lo natural y se caracteriza por tener una calidad insuperable y aportar a los espacios confort y elegancia, además de presentar una alta resistencia y gran longevidad.

  • Tarima laminada: Aunque este tipo de suelo no es de madera natural, su primera capa imita muy bien su textura y apariencia. Es uno de los suelos más demandados debido a su precio y la gran variedad de modelos que existen.

  • Suelo de vinilo: Este suelo es muy resistente y muy versátil, además de ser fácil de limpiar. Simula el aspecto de la madera natural con el precio muy asequible. Otra de sus ventajas es la sencilla instalación que requiere, ya que se puede colocar directamente sobre el suelo anterior.

  • Suelo rústico: Este tipo de suelo está diseñado y tratado para soportar las inclemencias climatológicas, por lo que es perfecto para instalar en exteriores e interiores.

SOLICITE PRESUPUESTO sin compromiso