tarima laminada

La tarima laminada se ha convertido en un elemento de gran prestigio en la decoración de viviendas de diferentes estilos: modernos, tradicionales, etc. La calidez y el confort aportados por este tipo de suelo son algunas de las principales razones para su elección. A ello también se suma la funcionalidad a la hora de aplicarlo ya que, al no ser maciza, la tarima no exige los antiguos rastreles fijados al piso para su colocación. Su formato multicapa permite la instalación sobre el piso ya existente, sin que sea necesario fijarla. Sin embargo, a la hora de elegir la tarima más adecuada para un proyecto es necesario tener en cuenta algunos elementos muy importantes que determinan la calidad del pavimento.

  • Densidad del tablero – La tarima laminada está compuesta por placas o paneles ensamblados con virutas de madera pegadas mediante resinas de gran densidad (HDF). Como el núcleo base de la tabla, esa estructura influye en las repuestas del suelo frente a los cambios en las condiciones de temperatura y humedad. Por ello, es tan importante que las capas estén unidas de forma compensatoria, con materia prima cuidadosamente seleccionada. De ello dependerá la estabilidad y durabilidad del suelo instalado.
  • Sistema de instalación – Como hemos comentado, la tarima laminada ha supuesto un gran avance en las técnicas de fijación de los pavimentos de madera. A la hora de equipar tu vivienda o local comercial, es fundamental contar con una tarima que ofrezca la máxima precisión en el sistema de unión. Los sistemas de unión en clic son los más recomendados por su sencillez, rapidez en la instalación y encaje perfecto. Tanto el acabado como la conservación de la tarima dependen, en gran medida, de la eficacia de su sistema de fijación.
  • Acabados – Más allá de su aspecto decorativo, la superficie de una tarima laminada dice mucho sobre su calidad. En la capa fotográfica y en la capa de desgaste podemos comprobar, además de la exactitud de reproducción de los más diferentes tipos de materiales tales como cerámicas, especies distintas de maderas, piedras, etc., las características que le hacen resistente a los impactos, a las rayaduras, a las salpicaduras o incluso la decoloración por efecto de la iluminación interior y/o exterior como la luz del sol. La capa de papel decorativo concede textura, color y dibujo a la tarima y ofrece protección frente al contacto con las personas u objetos. Cuanto mayor es la resistencia de una tarima frente al desgaste, mayor es su calidad.

En Tarimas del Mundo te aconsejamos valorar la relevancia de estos elementos a la hora de comprar la tarima laminada. Nuestros profesionales te asesoran sobre los pavimentos más adecuados y todas sus características garantizando que cumplan todos los requisitos para proporcionar distinción y calidad a tu vivienda o local.