Instalar nosotros mismos nuestro suelo puede ser una experiencia muy gratificante o desagradable si sabemos o no cómo hacerlo. En esta entrada vamos a comentar los diferentes tipos de instalación según el suelo, y hasta qué punto podremos hacerlo por nuestra cuenta. Desde Tarimas del Mundo siempre aconsejamos que la instalación de un elemento tan importante de nuestra casa lo haga un profesional, para poder tener una garantía (5 con Tarimas del Mundo) y no tener problemas posteriores.

Consejos para tomar una decisión

Lo primero que debemos tener en cuenta es el tipo de suelo que vamos a instalar. Si nuestra elección consiste en revestir el suelo con pavimento vinílico o colocar tarima laminada, podemos plantearnos  perfectamente el hacerlo nosotros mismo, ya que no va a requerir de una gran obra ni desembolso de dinero. Además, según el tamaño que tenga la habitación podremos estar pisando nuestro suelo nuevo el mismo día.

Sea cuál sea nuestra opción debemos tener siempre en cuenta que es una labor que va a requerir paciencia y atención al detalle. En caso de que empecemos la obra y no estemos seguro de cómo continuarla o surjan problemas, hayas adquirido tu suelo o no con Tarimas de Mundo podrás contactar con nosotros y te ayudaremos a terminar la instalación.

El subsuelo es algo fundamental. ¿Es de madera contrachapada, hormigón o un suelo de madera original?

Un suelos de madera o parquet puede ser clavados a la madera contrachapada, pegados al hormigón y algunos parquets y suelos laminados podrán instalarse de forma flotante.

Sobre madera contrachapada se coloca una alfombrilla para minimizar los ruidos y proteger de la humedad. Es importante para facilitar el acabado.

Los suelos laminados son mucho más fáciles de instalar que los parquets de madera maciza tradicional y van a aportar la misma apariencia.

Si sopesando los pros y los contras de una instalación por nuestra cuenta, finalmente decidimos llevarla a cabo, lo mejor será elegir el sistema de instalación más fácil. Lo más sencillo son los suelos autoadhesivos o el sistema clip. La instalación de suelos de tipo encolado debe ir pegados al suelo, por lo que la instalación por nuestra cuenta no será aconsejable (este es el caso de querer instalar tarima sobre suelo de hormigón).

Instalación de Tarima Flotante

Lo primero que debemos hacer en todos los casos es preparar el subsuelo. Tendremos que limpiar muy bien la superficie sobre la que vamos a trabajar, comprobando que las paredes están a escuadra y el suelo a nivel, liso y duro.

Si lo que queremos es revestir nosotros mismo el suelo, en caso de suelos de hormigón sin duda lo más fácil será hacerlo con suelos de vinilo.

En el caso de los suelos de vinilo, su instalación es muy sencilla, ya que en muchos casos viene con un material autoadhesivo con lo solo habrá que retirar el papel protector y pegarlo a la superficie. Si que es cierto que lugares como los baños van a requerir de un poco más de paciencia, ya que habrá que pegar el vinilo alrededor del inodoro, la ducha y el lavamanos, para lo que podemos crear nuestras propias plantillas.

Tras comprobar que el subsuelo reúne todas las condiciones para poder instalar sobre él nuestra tarima o parquet (liso, nivelado y duro), procederemos a forrarlo con un rollo de polietileno o capa de espuma para evitar las filtraciones por humedad. La dirección de esta capa de aislante debe ser perpendicular a la de la instalación del suelo.

Después se coloca el aislante, podemos o no colocar planchas de aislamiento acústico, que se colocarán encima del aislante como una segunda capa. Se deben colocar subiendo un par de centímetros por las paredes que luego quedarán cubiertas por los zócalos.

Una vez preparada la base, ya podemos comenzar a instalar la Tarima. Lo primero es colocar las cuñas junto a la pared (que retiraremos al final y cubriremos con el zócalo) para colocar las láminas en el suelo. La primera lama debe colocarse con el macho contra la pared y dejando un centímetro de dilatación en todo el perímetro. La instalación continúa juntando las láminas con su sistema de clics (que como ya dijimos es el más sencillo y el más indicado si queremos instalar nosotros nuestro suelo).

Desde Tarimas del Mundo siempre aconsejamos que la instalación de un elemento tan importante de nuestra casa lo haga un profesional, para poder tener una garantía y no tener problemas posteriores.