tarima laminada

Has decidido renovar la apariencia de tu casa, quieres conseguir un estilo más cálido o, simplemente, modernizar las estancias de tu vivienda. Las tarimas laminadas siempre son una gran opción: elegantes, cómodas y sin grandes obras o molestias. Sin embargo, elegir el tipo de suelo que mejor le va a tu hogar puede no resultar una tarea sencilla. Existe una gran diversidad de colores, formas y dibujos. Además, hay que reparar en cuestiones como el grosor o la densidad del tablero, el sistema de unión entre tablas que emplean, etc.

La forma de la tarima, como los colores, es cuestión de gustos. Lo ideal es encontrar el equilibrio adecuado entre los suelos de tu casa y el resto de la decoración de la vivienda. Apostar por un diseño sosegado que te permita relajarte y desconectar de la rutina diaria es la mejor opción. Conseguir un diseño más cálido y acogedor que incremente tu sensación de confort y bienestar es el objetivo a batir.

Desde Tarimas del Mundo queremos presentarte otra serie de cuestiones técnicas de interés relacionadas con las tarimas laminadas:

  • Clasificación AC: Cuando te dispones a elegir tu suelo de tarima encontrarás que los tableros se catalogan con las letras AC y un número posterior. Estos parámetros nos permiten conocer la resistencia de esos suelos al desgaste superficial.
  • Grosor del tablero: Aunque parezca que no tiene relación, cuanto mayor sea el grosor de la tarima, mejor se enfrentará a las posibles torsiones del pavimento y resistirá mejor la humedad relativa a su limpieza. Además, cabe destacar que el grosor aporta más fuerza al sistema de unión por clic, mejora la acústica general y absorbe el impacto de la pisada.
  • Densidad de la tarima: El pavimento laminado de alta densidad también se conoce como HDF. Sin duda, se trata de una cualidad a tener en cuenta, ya que a mayor densidad mejor resistencia. Estos suelos soportan mejor los cambios respecto a las condiciones ambientales, humedad, temperatura, etc.
  • Sistemas de unión: Todos responden al mismo sistema, el uso más extendido en cuanto a la unión de las tarimas laminadas es el clic. Sin embargo, podemos señalar que no todos los sistemas son iguales. Un buen sistema facilita la instalación de los pavimentos, siendo más rápida y consiguiendo un acabado más eficaz al asegurar la unión.
  • Acabados: Los principales fabricantes ofrecen diferentes acabados, emplean la última tecnología para ofrecer las mejores prestaciones posibles: mejorar la resistencia, evitar la decoloración o mantener alejadas las marcas por arañazos, entre otras cuestiones.