Una de las cualidades que destacan los clientes de Tarimas del Mundo es la calidad de nuestros suelos de madera, la profesionalidad de nuestro equipo de instaladores cualificados y la garantía única de 5 años que ofrecemos en todas nuestras instalaciones.

Como expertos en suelos de madera queremos compartir contigo nuestro propio protocolo de mantenimiento de la tarima de madera.

 

 

El control de la humedad

La madera es un material higroscópico, lo que significa que interactúa con el ambiente absorbiendo o cediendo la humedad en función de la humedad y la temperatura.

De hecho, el acabado que elijas para el parquet, ya sea barnices, aceites, ceras, tintes o pinturas solo constituyen una protección relativa ante esta reacción natural.

Nuestras tarimas son de madera de primera calidad, pero por su propia naturaleza se recomienda mantener unos niveles de humedad para evitar alteraciones como las grietas, la separación entre las tablas, o el abarquillamiento.

Unas medidas básicas para garantizar esta estabilidad es facilitar un acondicionamiento adecuado mediante la ventilación, el control de la calefacción y la protección frente a los rayos de sol que inciden de forma directa.

Por tanto, se recomienda que las zonas instaladas se mantengan:

  • Entre el 50% y el 70% de humedad relativa en las zonas de litoral.
  • Entre el 35% y el 60% en las zonas de interior peninsular.

¿Cómo se puede conseguir fácilmente este equilibrio en la humedad? Mediante el uso de humificadores.

 

En Tarimas del Mundo queremos hacer hincapié en que este protocolo se recomienda para todas las instalaciones realizadas con tarima de madera para evitar alteraciones.

 

 

Limpieza frecuente de la madera

La limpieza diaria es la que garantiza que la tarima de madera se mantenga como el primer día. Para ello te recomendamos que limpies la madera:

  • Con mopa o aspiradora para retirar el polvo.
  • Friegues con agua tibia y poco agua, siempre utilizando limpiadores jabonosos combi o lyssolen 5.
  • No uses nunca ceras o productos abrasivos con la madera como lejía, amoniaco ni vinagre, aunque este sea una recomendación muy extendida en internet.
  • No lijes la madera porque eliminarías la superficie protectora.
  • Limpia de forma inmediata con una fregona muy escurrida las manchas de grasa, vino, barro o cualquier sustancia.

 

 

Limpieza extrema o a medio plazo

Transcurridos aproximadamente 12 meses y una vez realizada la limpieza frecuente del apartado anterior, se deberá usar olie fris para mantener la madera protegida e hidratada como el primer día.

Para ello debes seguir el siguiente protocolo:

  • Aspirar muy bien el suelo.
  • Limpiar en húmedo como te recomendamos en el primer apartado.
  • Dejar secar completamente.
  • Aplicar el producto olie fris ligeramente.
  • Extender muy bien el producto con una mopa o una máquina cleaner que encontrarás en nuestras tiendas.

 

 

Uso del suelo de madera

Estas recomendaciones te ayudarán a disfrutar de nuestro suelo de madera como el primer día, y son gestos sencillos que no te llevarán mucho tiempo.

  • Protege las patas y las bases de los muebles que utilizas de forma habitual, como las sillas y mesas del comedor. O de aquellos muebles pesados para no dañar el suelo de madera.
  • Realiza el mantenimiento necesario para su conservación y durabilidad tal y como te especificamos en los apartados anteriores.
  • Mantén la zona instalada dentro de los valores de humedad que te hemos descrito.
  • Limpia la madera solo con productos no abrasivos. Recuerda que el uso de vinagres y otros productos son un mito y no son beneficiosos para la madera.

 

Nuestros suelos de madera de primera calidad se mantendrán como el primer día si sigues nuestro protocolo de cuidados.

 

 

En Tarimas del Mundo trabajamos con las primeras marcas del mercado y queremos que las disfrutes durante muchos años. Visita nuestro catálogo y elige tu suelo de madera.