tarima estratificada

Suelo laminado

Existe un gran mercado de este producto, con gran cantidad de estilos, formatos, colores y texturas disponibles, habiendo imitaciones de prácticamente todas las maderas naturales (Roble, Haya, Cerezo…), así como de piedra o cerámicas. También se comercializan acabados con relieves (poro sincronizado), ya que ciertas marcas ofrecen un acabado rústico. Es relativamente sencillo de instalar y ha ganado popularidad en los últimos 20 años debido a lo sencillo de su mantenimiento y, sobre todo, a su precio, más económico que los materiales naturales.

Puede estar garantizada, por norma general, de 10 años a 25 años. La composición laminada del producto le permite resistir mejor las tensiones de deformación. Puntualmente es más duro que la madera a la abrasión (aunque depende de la resistencia del laminado), por lo que resiste mejor los arañazos leves y tacones.

Por norma general, ofrece mejor comportamiento a las manchas, que los barnices tradicionales en tarima, parquet, aunque es similar al comportamiento de los poliuretanos de nueva generación o barnices al agua.

Los laminados de mejor calidad son empleados también en bares, comercios, hoteles… por su resistencia a la abrasión, arañazos, manchas y a las quemaduras de cigarrillo.

Calidades

Los suelos laminados se componen de:

  • Tablero HDF de alta densidad de fibra de madera hidrófugo, dependiendo del fabricante el tablero puede ser más resistente que otro. Algunos fabricantes no usan HDF en su tablero sino MDF, tablero de media densidad.
  • Papel decorativo, es el papel que imita a la madera o al color deseado.
  • Capa de melamina, dependiendo del fabricante esta puede ser más o menos resistente. Una melamina de resistencia AC-4 de un fabricante A no es igual de resistente que una melamina de un fabricante B.
  • Contra balanceo, algunos fabricantes utilizan un papel de contra balanceo para evitar torsión en el tablero.

tarima estratificada suelo

Debido a que el laminado sintético puede presentar muy diversas propiedades según el fabricante, los suelos se clasifican en cinco calidades según la norma EN 13329.1 Estas categorías son el resultado de un test de abrasión, donde una máquina somete al suelo a una serie de frotados con una rueda de papel de lija, hasta que el dibujo decorativo pierde su apariencia original, es decir, el test se hace hasta que el decorativo desaparece (se vuelve blanco).

Ejemplo: Si utilizamos un AC4 o AC5 de un fabricante A y hacemos un test de abrasión puede quedarse blanco antes que un AC4 o AC5 de un fabricante B. No se recomienda tener en consideración el test AC como factor único para la elección de un suelo laminado.

Según el número de vueltas soportadas, la resistencia de la melamina o capa de uso es:

  • AC-1 (más de 900 vueltas)
  • AC-2 (más de 1.800 vueltas)
  • AC-3 (más de 2.500 vueltas)  AC-4 (más de 4.000 vueltas)
  • AC-5 (más de 6.500 vueltas)
  • AC-6

Instalación

El suelo laminado es sensible al exceso de humedad del subsuelo, por lo que es recomendable hacer la instalación no exista humedad. Además la superficie tiene que estar perfectamente lisa y nivelada. Algo a tener en cuenta especialmente en obras nuevas y plantas bajas.

El suelo laminado es un elemento que se ha de colocar al final de la obra, cuando el resto de trabajos ya se han terminado, es decir:

  • Puertas y ventanas instaladas.
  • Colocación de yesos y escayolas ya instalados.
  • Preferentemente, el pintado de las paredes ya realizado.

Consejos

El sistema que se utiliza para su instalación es el llamado Flotante (con alfombrilla aislante). La resistencia a las manchas, químicos comunes y sol, son valores a tener en cuenta.

El grosor y tablero hidrófugo, son importantes para la estabilidad dimensional del material, así como de su comportamiento frente a la humedad y agua. Un material de baja calidad, tenderá a combarse frente a la presencia de humedad o pequeña presión. Es importante conocer la densidad del tablero. Un tablero de 7 mm puede ser más estable y más duro que uno de 8 mm. Depende del fabricante.

Con el consejo de un profesional vendedor o un instalador, puede conseguir la mejor relación calidad-precio para sus necesidades, ya que hay un gran mercado y es difícil escoger con seguridad.