césped artificial

El césped artificial es una gran opción para crear el jardín perfecto. Siempre estará verde, como recién cortado, y evitaremos problemas con las plagas de insectos o tener que regar y trabajar para que la hierba luzca su mejor aspecto. Es fácil y rápido, tanto que este tipo de superficies están proliferando en terrazas, patios e, incluso, en zonas de interior. Sí, sí has leído bien, algunos interioristas han elegido este tipo de pavimentos para completar sus composiciones.

Ya conocemos las ventajas de esta hierba sintética, pero tenemos que destacar que la instalación de este suelo resulta cada vez más sencilla y, además, el acabado de este césped ha evolucionado mucho. Actualmente, se consiguen los mejores resultados en cuanto a su textura y color, siendo mucho más realistas.

Este tipo de pavimento nos permite crear espacios naturales dentro de casa, un buen sitio para colocarlo es el comedor, evocando a una comida campestre sin salir de nuestra vivienda. Otra de las cualidades más importantes del césped artificial es que resulta respetuoso con nuestro medio natural, ya que no requiere agua para su mantenimiento ni productos químicos para combatir las plagas de insectos. En cualquier caso, las posibilidades de la hierba sintética son muchas y variadas, casi tanto como seamos capaces de imaginar.

En Tarimas del Mundo sabemos bien que lo más frecuente es pensar en este tipo de superficie para los suelos, pero algunos diseños de interiores han decidido colocarlos en las paredes y el resultado final es bastante sorprendente. Conseguimos dotarlas de color y textura, aportando frescura a las estancias donde se coloca. Puede que no acabes de imaginar cómo quedaría la hierba sintética en tu casa, pero imagina un bar o un establecimiento comercial y piensa en las posibilidades que el césped artificial aportaría a la composición final de estos espacios.

Otra de las opciones es apostar por pequeños espacios de hierba sintética como si de alfombras se tratara. El recibidor es un buen lugar para colocarlo, ya que nos permite dar a nuestros invitados una bienvenida más cálida. El centro de la sala de estar también es una buena zona para poner césped artificial creando un ambiente más natural y armonioso. Las habitaciones infantiles también son un lugar adecuado para este tipo de solución. Resulta limpio y suave, así que los más pequeños de la casa estarán encantados de jugar en su propio dormitorio sobre un manto de hierba.