Tipos de Instalacion:

Flotante:

Los pavimentos flotantes presentan la ventaja de poderse instalar sobre otros suelos o pavimentos sin necesidad de demoler el pavimento preexistente. Tan solo es necesario extender una capa de espuma (foam), sobre la superficie, que ha de ser lisa y estar nivelada.

La capacidad para colocar este pavimento sin retirar el preexistente, así como su rapidez de instalación, lo convierten en el tipo de instalación más utilizado en el mundo.

Pisar un suelo flotante produce un sonido peculiar. Una buena colocación, evitando dejar holguras bajo la tarima, así como la colocación de mantas de material amortiguador bajo la misma, suelen reducir sonidos.

 

Pegado :

Los pavimentos pegados tienen la gran ventaja de tener un sonido apagado a la pisada y mucho más confortable ya que, solera y tarima hacen un mismo cuerpo.

Las colas utilizadas son de poliuretano y semielásticas, que hacen a la madera tener su capacidad de movimiento sin ningún problema.

Sistema especialmente recomendado para instalaciones de pavimentos de madera con calefacción radiante. Para más información, consulte a su distribuidor.

 

Rastrelado:

El sistema rastrelado es el sistema más antigüo que se conoce de instalación de madera. Se instalan rastreles de pino al pavimento existente, y posteriormente se clava o pega la tarima a estos.

El sonido de la pisada es completamente diferente a los dos tipos de instalación anteriores, pudiendo aparecer con el paso de los años, crujidos entre el rastrel y la tarima.